Todos los ciudadanos extranjeros que residan o realicen cualquier tipo de actividad en España se ven obligados en algún momento a presentar documentos extranjeros en bancos, entidades financieras, organismos estatales y otras instituciones.

En este caso, las traducciones realizadas por ellos mismos o por traductores no oficiales no tienen ningún tipo de valor, por lo que las instituciones públicas y empresas privadas de España exigen que se presente una traducción oficial realizada por un traductor jurado.

Solicitar los servicios de un traductor jurado es la forma más efectiva y fiable de traducir documentos oficiales extranjeros con la garantía de que sean admitidos por todos los organismos públicos y privados.

En Juralia Traducciones lo único que necesitamos es una copia escaneada de tu documento para ponernos manos a la obra con la traducción, nada de desplazamientos, colas ni citas previas. Recibirás tu traducción directamente en tu domicilio por mensajería o, si lo prefieres, podrás recogerla personalmente en cualquiera de nuestras oficinas en Murcia o en Torrevieja.